No hay comentarios

¿Vale la pena el GLP?

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) ha surgido como una alternativa de combustible que ha ganado gran aceptación en el mundo automotriz. Sin embargo, como en toda elección, existen ventajas y desventajas a tener en cuenta al considerar el uso de este carburante en nuestros vehículos. En este artículo, analizaremos las principales ventajas y desventajas del GLP para que puedas tomar una decisión informada.

Ventajas del GLP:

  1. Ahorro económico: Una de las principales ventajas del GLP es su costo más bajo en comparación con la gasolina. Se estima que se puede obtener hasta un 40% de ahorro en el gasto de combustible.
  2. Menor costo de mantenimiento: Los vehículos que utilizan GLP tienden a tener costos de mantenimiento más bajos en comparación con otros tipos de combustibles. Esto se debe en parte a que el GLP no desgasta tanto los cilindros y segmentos del motor como otros carburantes.
  3. Cuidado del medio ambiente: El GLP contribuye a reducir las emisiones contaminantes. Se estima que puede disminuir hasta un 68% las emisiones de óxido de nitrógeno y un 15% las emisiones de dióxido de carbono.
  4. Duración del motor: Debido a sus características, el GLP puede extender la vida útil del motor, lo que puede resultar en un ahorro a largo plazo en costos de reparación y mantenimiento.
  5. Facilidad de reparación: El sistema de GLP en los vehículos no es complicado y las averías no son tan frecuentes. Esto se traduce en reparaciones más sencillas y económicas.
  6. Seguridad: El GLP cumple con altos estándares de resistencia ante impactos y colisiones, lo que lo convierte en un carburante seguro para los ocupantes del vehículo.

Desventajas del GLP:

  1. Mayor consumo: A pesar del ahorro económico en el costo del combustible, los vehículos que utilizan GLP tienden a tener un mayor consumo en comparación con otros combustibles[.
  2. Pérdida de potencia: El uso del GLP puede resultar en una pérdida de potencia del motor, así como en posibles problemas mecánicos a largo plazo[1].
  3. Limitaciones en motores potentes: No todos los motores pueden adaptarse al uso del GLP. Los motores más potentes pueden tener dificultades para funcionar con normalidad utilizando este tipo de combustible[1].
  4. Disponibilidad de suministro: Aunque cada vez es más común encontrar estaciones de servicio que ofrecen GLP, aún existen lugares donde no se dispone de este tipo de combustible, lo que puede limitar su conveniencia en ciertas áreas.
  5. Requiere instalación especial: La instalación de los tanques de almacenamiento para GLP requiere de un espacio especial en el vehículo, lo que puede resultar en una pérdida de espacio útil y un aumento de peso.

A pesar de las desventajas mencionadas, el GLP sigue siendo una opción a considerar para muchos conductores. Si deseas obtener más información sobre nuestra empresa y los productos que ofrecemos, te invitamos a visitar nuestra página web en volantcar.com. También puedes aprovechar nuestros servicios de revisión pre-compra de coches de segunda mano para asegurarte de tomar una decisión informada al adquirir un vehículo. Estamos aquí para atenderte y responder a cualquier consulta que puedas tener.

Artículos relacionados